Un sistema más seguro de banca electrónica

 

Según un artículo publicado este mes en The Guardian, todos los grandes bancos en el Reino Unido, excepto el HSBC, que también dirige First Direct, están pidiendo que los clientes de Internet utilicen dispositivos de "chip y pin en casa" para identificarse antes de sacar dinero de sus cuentas. Se trata del mayor cambio en la banca personal desde que el sistema de chip y pin reemplazó las firmas.

En un intento de combatir el fraude en línea, los bancos enviarán a sus clientes de forma gratuita millones de dispositivos manuales de lectura de tarjetas en los próximos seis meses. Los usuarios habituales de Internet serán los primeros en recibir los dispositivos, en los que deberán introducir sus tarjetas antes de poder realizar cualquier transacción bancaria en línea. Sin estos dispositivos sólo se podrán realizar consultas de saldo y pagos a grandes empresas "conocidas y de confianza", como las telefónicas y las eléctricas.

Los usuarios de Barclays, NatWest y Nationwide recibirán un aparato similar a una calculadora el cual, una vez insertada su tarjeta de débito, generará de forma aleatoria un número, que deberán insertar, junto con su número de identificación y clave habitual. Los de Lloyds TSB tendrán un dispositivo similar a un llavero con un chip incorporado que también generará un número aleatorio. Una gran campaña de publicidad está prevista para este verano.

Los bancos esperan que estos dispositivos eviten el fraude, ya que son independientes del ordenador del usuario y evitan, por tanto, fallos de seguridad como el "key logging", en el que un troyano registra cada tecla pulsada en un ordenador, incluidos los códigos de acceso.

La introducción de este nuevo sistema coincidirá con la eliminación, a partir del 4 de noviembre, de los habituales tiempos de comprobación (de tres a cinco días), incluso en el caso de transferencias entre cuentas en línea. Los bancos, ante la preocupación de que estas transferencias instantáneas de dinero permitieran un incremento del fraude, decidieron introducir estos dispositivos para reducir los riesgos.

Barclays y NatWest han sido los primeros en dar el paso, eligiendo la "autenticación multicapa", mientras que otros bancos todavía están decidiendo la tecnología y el tipo de dispositivos que utilizarán.