Portatiles wi-fi perjudiciales

 Según un artículo publicado el 28 de abril de 2007 en BBCNews.com, el presidente del comité del gobierno para la investigación de la seguridad de los teléfonos móviles ha señalado que los niños no deberían utilizar los portátiles con conexión inalámbrica en su regazo.

Según el Prof. Lawrie Challis, se debería controlar el uso de redes wi-fi por parte de los niños hasta que se complete la investigación acerca de sus posibles riesgos para la salud. En su opinión, los niños deberían mantenerse a una distancia de seguridad de las antenas.

La Health Protection Agency, por su parte, afirma que los dispositivos wi-fi funcionan a una potencia muy baja, incluso inferior a la de los teléfonos móviles. Sin embargo, el Prof. Challis señala que, mientras que en un ordenador de sobremesa el transmisor está en la torre, es decir, a unos 20cm de la pierna y, por tanto, la exposición es de alrededor del 1% de la de un teléfono móvil, si el niño coloca el portátil con conexión wi-fi sobre sus piernas, podría estar a unos 2cm del transmisor y recibir una exposición comparable a la de un teléfono móvil.

Además, el Prof Challis destacó que los niños son más sensibles que los adultos a ciertos contaminantes, como el plomo y la radiación UV, por lo que en caso de que los móviles pudieran suponer un peligro, serían más peligrosos aún para los niños.
Mientras tanto, los profesores han pedido una investigación que compruebe si las redes inalámbricas de las escuelas pueden suponer algún riesgo para la salud.

Muchas escuelas de primaria y secundaria cuentan con redes wi-fi, pero la Professional Association of Teachers (PAT) considera que no hay suficientes pruebas a largo plazo que demuestren la seguridad de estas redes.

Fuente: BBC Health