La mentalidad del viejo empresario

 

Parece mentira, que en el año 2008 todavía hayan tantos empresarios que no entiendan lo importante que es tener su propia página Web corporativa. Hay infinidad de personas (mayoritariamente los gerentes de las empresas), que piensan que gastarse dinero en tener una página Web es simplemente, un gasto inútil.

Voy a explicar un caso que me sucedió el año pasado, visité una empresa que estaba interesada en tener su propio portal en Internet, exactamente querían una tienda online, para poder vender todos sus productos. Hay que decir que el propietario de la empresa me llamó motivado por su hijo que evidentemente tenía una edad comprendida entre 24 y 28 años.

Creo que llegó a pensar que tener una página web era como poner un anuncio en el periódico, ibas, la pedías y en 10 minutos estaba acabada y rindiendo. Pero me sorprendió todavía más cuando vi que estaba totalmente ofuscado en que no le cobrase más de 300€ en crear su Web, diseño, programación e incluso quería que Yo mismo incluyese sus productos en Internet.
Al principio pensé que le haría entrar en razón, pero cambié de opinión cuando me dijo:

"Es que yo pago 100€ al mes y pongo 10 anuncios en el periódico y me lo hacen todo", "he pensado que por 300€ usted estaría más que contento por tan solo tener que escribir"

Me quedé perplejo, no sabía que decir, ¿realmente la gente cree que los demás nos alimentamos del aire?. Lo que él no llegaba a entender es que para crear su portal, con la imagen que quería y el sistema de compras había que invertir más de dos semanas de trabajo, de tres personas para ser concretos... así que todo esto me lleva a la siguiente pregunta, ¿qué cree la gente que es una Web?, ¿piensan que los ordenadores las hacen por nosotros?

Creo que el usuario medio piensa que los ordenadores son seres inteligentes capaces de hacer lo que se les pida, vamos, tan solo tenía que sentarme delante del PC y decir:

"Por favor, hágame usted la Web del señor que acabo de atender"

Pues no, igual que usted acude a un pintor para que le pinte su casa, este lleva el material, tapa los muebles para que no se manchen y comienza a pintar, un informático tiene que estudiar su propuesta, realizarle un diseño, programar los distintos apartados de la tienda, subirla a Internet, probarla y encima explicarle como va todo.

Y lo que más gracia me hace de todo esto, es que encima el pintor seguramente le cobrará el doble por un trabajo que acabó en dos días cuando yo estuve dos semanas...

Nuevo UsuarioLa imagen que acabo de poner a la izquierda seguramente les parecerá graciosa, pero simboliza mucho la impresión que me llevé de aquella reunión, y es que para muchas personas un ordenador no es más que una caja de metal que puede dar dinero, aunque creo sinceramente que con esas expectativas más vale probar a ponerle pilas al cerdito de cerámica a ver si comienza a producir billetes.

La conclusión de todo esto es que tener tu propio negocio online es como poner un escaparate más a su tienda, las personas entrarán interesadas en sus productos y pagarán por ellos, si se cuida, rendirá como todo en este mundo. Lo que no se puede esperar es que el árbol dé fruto sin regarlo, porque al tiempo se secará.

La alternativa Online al negocio es un hecho vigente, y por suerte para todos cada vez está más presente en cualquier lugar que se visita, los negocios en línea han ido aumentado en los últimos cinco años en más de un 500%, lo que significa que con esmero y dedicación, todo puede funcionar. Y lo que es más importante, que SON RENTABLES y merece la pena invertir en ellos.

Es cierto que a todo el mundo le da respeto lo que no conoce, por eso hay que buscar una empresa seria y transparente que le ayude a dar el paso como es debido.

Ya que acabo de escribir este artículo tan "polémico", aprovecharé para decir, que si quieren un presupuesto o simplemente consultar cuanto les costaría su Web o que es lo que pueden llegar a hacer con ella, pueden ponerse en contacto con nosotros llamando al 902 027 102.

Por cierto, al final este empresario creó su portal con nosotros, quedó contento y ahora, gracias a Dios, entiende lo que es tener un negocio en Internet.

Comenten su opinión, estaré encantado de responderles.