Google digitalizará las bibliotecas

 Las cinco bibliotecas que han firmado el acuerdo con el Proyecto de Bibliotecas de Google son la Biblioteca de Cataluña, la del Monasterio de Montserrat, la Episcopal del Seminario de Barcelona, la del Centre Excursionista de Cataluña y la del Ateneu Barcelonés.

La directora de la Biblioteca de Cataluña, Dolors Lamarca, aseguró hoy que el volumen de libros en la red que puede derivarse del acuerdo superará los 300.000 volúmenes, "en un enorme paso adelante de la cultura y la literatura catalana". La Biblioteca de Cataluña, la más grande de Cataluña, ejercerá de interlocutora.

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, remarcó que este acuerdo supone un "salto importante" en la internacionalización de la cultura catalana, que verá innumerables obras colgadas en Internet.

La participación de las bibliotecas catalanas en el proyecto de Google enriquecerá el fondo multilingüe ya que disponen de colecciones de alto valor patrimonial en catalán, castellano, francés, alemán, latín e inglés. Una vez los libros se digitalicen, todavía sin calendario, los libros se podrán encontrar a través de Google Búsqueda de Libros.

Tanto la directora general de Google para España y Portugal, Isabel Aguilera, como el director de Búsqueda de Libros para Europa, Oriente Medio y África de Google, Jens Redner, subrayaron la "democratización del conocimiento humano" que supone una herramienta como Internet.

Redner aseguró que Google Búsqueda de Libros es un "catálogo" y no el "sustituto" del libro. El director explicó que Google trabaja con editores, que ponen en línea fragmentos de sus obras, y bibliotecas, que cuelgan en la red aquellos volúmenes a los que han caducado los derechos de autor, como será el caso de las instituciones catalanas.

La adhesión de estas cinco bibliotecas catalanas supone la segunda institución no anglosajona que colabora, tras el acuerdo con la Universidad Complutense de Madrid, y la tercera de Europa tras la universidad madrileña y la de Oxford.
Jens Redner no se atrevió a dar un calendario concreto de cuándo se podrán consultar en Internet los libros de las cinco instituciones catalanas, pero aseguró que será "lo antes posible" y seguro que "no más allá de dos años" para los primeros volúmenes.

El directivo de Google no quiso facilitar el coste que supone para la compañía la digitalización del patrimonio, "una gran inversión, más estratégica que comercial". Sin embargo, Dolors Lamarca aseguró que, según sus cálculos, sólo el fondo de la Biblioteca de Cataluña tendría un coste de 60 millones de euros.

El conseller de Cultura, Joan Manuel Tresserras, aseguró que la sociedad se encuentra en la "revolución" de la era digital y que acuerdos como éste no tienen por qué ir en perjuicio de los editores o los libreros.
Tresserras aseguró que este "salto adelante" viene a demostrar que la cultura catalana "no es pequeña, no está en crisis ni instalada en la queja perpetua".

El proceso de búsqueda de los volúmenes en el proyecto de Google es sencillo, ya que a través de una palabra el portal busca todas las obras que contengan esa palabra. Asimismo, una vez la obra se encuentra --tanto si es un fragmento o la totalidad--, se facilita mediante enlaces librerías o centros donde se puede adquirir.