Convierte tu Web en un negocio rentable

 Un error muy frecuente es el de pensar que cuanta más gente visita nuestra Web más rentable va a ser esta, sinceramente esto tiene sus inconvenientes. No significa que todo el mundo que vaya a entrar en nuestra Web acabe comprando, es más, seguramente no llegarán a comprar ni el 10% de ellos.

Un producto se vende cuando su información llega al grupo de personas que cumplen las características para el cual fue creado, al resto, seguramente no le interesará, sabiendo esto podemos decir:

Contrata un servicio de publicidad de pago por click

Es eficiente y te brindará visitantes y compradores, pero debes de tener en cuenta un par de notaciones:

  • Determina las palabras clave a utilizar cuidadosamente, si queremos vender coches no servirá de nada poner "gasolina", tan solo nos incrementará el coste.
  • Escribe tu anuncio de forma específica, por ejemplo "Alojamiento Web desde 5€ al mes, planes ASP y PHP", esto dejará claro que es de pago para las personas que vayan buscando opciones gratuitas.

Consigue Alianzas estratégicas

Busca blogs, Webs que hablen de tu misma temática e intenta que mencionen tu Web. Probablemente ellos tendrán muchos usuarios a los cuales pueden llegar, que seguramente estarán muy interesados en tu producto, llega a un acuerdo con el propietario de la Web y obtendrás ingresos.

Construye tu programa de Afiliados

Es una manera segura y rápida de rentabilizar tu inversión, con el programa de afiliados lograrás que portales que no venden nada puedan ofrecer tus servicios, y tú tan solo pagarás por producto vendido.

Asegúrate que el programa de afiliados sea efectivo y fiable, le darás credibilidad y seguridad a tus contratantes, a nadie le gusta que le engañen.

Aprovecha tu sabiduría para darte a conocer

Si eres bueno en alguna materia o simplemente tienes algo que aportar a los demás, escribe sobre ello en otras Webs y menciona tu sitio, para el lector te estás convirtiendo en un experto y eso genera confianza, te abrirá muchas puertas cuando esa persona piense en adquirir un producto de tu gama.

Intercambia enlaces

El intercambio de enlaces es sumamente importante, conseguir que otras páginas vinculen la tuya es casi tan importante como vender un producto bueno. Y recuerda una cosa, vale 10 veces más un enlace desde una Web de tu misma temática, que uno de un portal que no tenga nada que ver con tu producto.

Pero sobretodo hay algo que no se te debe de escapar, hay que innovar a diario, tratar tu página con cariño y darle contenidos nuevos de manera regular, solo así conseguirás fidelizar al cliente, porque un cliente que viene y compra es bueno, pero el que repite es mejor...